Los jugadores de Dinamarca, con Eriksen a la cabeza, desafiaron las políticas danesas y enfrentarán las consecuencias

Los jugadores de Dinamarca, con Eriksen a la cabeza, desafiaron las políticas danesas y enfrentarán las consecuencias

Previo al encuentro ante Inglaterra por la Nations League los referentes daneses desafiarán a las políticas de su país.

La movida social Black Lives Matter tomó mayor relevancia ante la sucesión de hechos que incluyeron a policías de Estados Unidos con rasgos racistas contra la comunidad afroamericana. Sin embargo, el movimiento se diversificó por todo el mundo y alcanzó las esferas deportivas que se solidarizaron con la causa.

Sin embargo, algunos países se mostraron reacios ante las repercusiones en el ámbito deportivo, como Dinamarca que prohibió a sus jugadores arrodillarse previo a los encuentros por la Liga de las Naciones.

Según Morten Messerschmidt, vicepresidente del partido del pueblo danés: "Mezclar política y deporte puede ser peligroso".

Ante estos dichos, referentes del plantel como Christian Eriksen disintieron con el político de su país y el mediapunta del Inter exclamó: "No veo por qué tendría que ser un problema. Todos apoyamos la lucha contra todas las formas de racismo y si podemos crear un enfoque extra, entonces pienso que tendríamos que hacerlo".

Lucas Acosta Zelarayan

Periodista especializado en deportes y en fútbol internacional de las principales ligas del mundo nucleadas por FIFA+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias