Flojo rendimiento, pero objetivo cumplido

Flojo rendimiento, pero objetivo cumplido

En el Estadio de Colonia, Alemania, Manchester United y Copenague lucharon por obtener la victoria y el pasaje a la próxima fase.

Manchester United no logró imponerse en la primera mitad en Alemania. Si bien la inclusión de Paul Pogba y de Bruno Fernandes como mediocampistas internos tenían como intención de dominar el centro del campo de juego, la realidad es que la ineficacia fue reinante tanto en el portugués como en el francés. Pero lograron el objetivo de pasar a la siguiente fase de la Europa League tras un penal de Bruno Fernandes en tiempo añadido.

Por el lado del conjunto danés, aunque no contenga la jerarquía con la que cuenta el equipo de los Red Devils, supieron encontrar salidas dinámicas y peligrosas con balones largos tanto para la subida del lateral ex Manchester United, Guillermo Varela, como para los extremos, Pep Mas y Rasmus Falk.

Una de las más claras fue un remate seco y potente, característico de Marcus Rashford que impactó de lleno en el cuerpo del arquero del equipo de Dinamarca, Karl-Johan Johnsonn.

Sobre el final del partido, Bruno Fernandes colocó un magnífico balón para que Mason Greenwood definiera cruzado luego de un primer tiempo sin muchas luces para el nacido en Bradford, pero su anotación fue invalidada luego de que el colegiado dictaminara que el joven inglés partió desde una posición adelantada.

En la segunda mitad, el portugués logró afilar el botín y dar pases más precisos para habilitar tanto al ataque de Greenwood y de Rashford como con la subida de los laterales, Wan Bissaka y Williams. Tambiñen con los intentos de larga distancia: en una oportunidad, disparó desde el sector derecho del área grande de Copenague y el disparo se estrelló contra el palo de Johnsonn. 

Mientras tanto, el equipo danés, ante la arremetida inglesa, apostó por el contrataque que le funcionó en los primero 15 minutos, pero los mediocampistas empezaron a bombardear desde afuera del área a los daneses. En los momentos que pudieron jugar con la posición en campo rival, el jugador que se destacó fue Rasmus Falk, que con su desenfreno y energía levantó a un equipo tirado a jugar en defensa. Una de sus jugadas destacadas fue cerca de la línea final de la cancha, sacó un taco de la galera para eliminar la marca de Williams y Bailly, desbordó y dio un pase al medio que Mohamed Daramy no aprovechó. 

 
Finalmente, ambos equipos no se sacaron diferencias y fueron al alargue para definir quién será el equipo que ocupará un lugar en las semifinales de la competición.
 
En el primer tiempo del alargue, a los tres minutos, le cometen una falta dentro del área al delantero central, Anthony Martial y el encargado de patearlo fue el portugués, Bruno Fernandes que definió fuerte y cruzado, inalcanzable para el arquero Johnsonn de muy buena labor a lo largo del partido.
 
Tras la anotación, el encuentro se abrió de manera que los equipos encontraron más espacios para trasladar el balón. Copenague ya no jugó tanto al contraataque y los delanteros del Manchester United encontraron más espacios para regatear y disparar al arco.
Ya en el segundo tiempo, el conjunto danés no contó con una de las principales figuras del encuentro, Rasmus Falk, que fue sustituido, pero empujaba a la defensa del United a defenderse más atrás de lo que deberían. Con el impulso de los laterales, los dirigidos por Stale Solbakken pelearon hasta el final para conseguir un empate que los catapulte a las definiciones por penales, pero el partido finalizó 1-0 a favor del equipo inglés que se mete en las semifinales de la Europa League en busca del primer título bajo las órdenes de Ole Solskjaer.
 

Lucas Acosta Zelarayan

Periodista especializado en deportes y en fútbol internacional de las principales ligas del mundo nucleadas por FIFA+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias